miércoles, 10 de noviembre de 2010

LOS FUTUROS Y EL RETIRO ESPIRITUAL DE STEVE JOBS

No podemos adivinar el futuro...pero lo intentamos!



ORILLA DEL LAGO MICHIGAN
CHICAGO
Sábado 4am:

Harto de tantas preguntas y aún con su Whisky "on the rocks" en la mano (ese podía ser el último sorbo de la noche...) Gordon fue al grano y le dijo al joven Nick, otro aprendiz de especulador mas...

-Chaval!, no es tan complicado, el trading de futuros consiste en la compra/venta de contratos de futuros con el fin de obtener pasta a corto plazo ( días, horas, minutos y hasta segundos! ) aprovechando los cambios en las cotizaciones.

El Joven Nick, perplejo...le respondió:

-"Como? Futuros? A que te refieres con "futuro"?

-Mira , Nick te llamabas? , para que te enteres de una vez - es curiosa la prepotencia de muchos traders en la ficción - , la cotización de un futuro representa la predicción del mercado sobre cual será el valor de algo, un subyacente (oro, índices  bursátiles, materias primeras, acciones...), en una fecha determinada.

Estos cotizan en los mercados de futuros, donde el más importante del mundo es el CME de Chicago.
Nick pensó en no distraerse ya que veía que la cosa podía complicarse. Así que dejó que Gordon continuara con su "monólogo” ahora que parecía que este se alegraba de su superioridad intelectual en este campo, o bien porque llevaba unos cuantos whiskys de más.

Así, el Gran Jefe continuó...

-Si la compra de la porción de una compañía la hacemos adquiriendo acciones, o la del oro la realizamos  a base de comprar onzas, con los futuros de las acciones, oro, índices bursátiles, petróleo…de los mismos, adquirimos "contratos".

Desde allá el siglo XVII en los Países Bajos que existen estos contratos de futuros. Estos se llaman así ya que son el contrato entre 2 personas para un intercambio futuro, algo que van a intercambiar en una fecha de vencimiento.

Imagen de guerras para provocar cambios en cotizaciones y  posible muerte por una mala especulación 
De esta manera, si crees que el valor subirá compras un futuro. Así, teoricamente, te comprometes a comprar en el futuro el subyacente al cual hace referencia el contrato, al precio al que cotiza este contrato en el momento del acuerdo. A esto se le llama ponerse “largo”.

En cambio si crees el valor bajará vendes un futuro. De esta forma, te comprometes a vender en el futuro ese subyacente al precio que cotiza su contrato en el momento del acuerdo. A esto se le llama ponerse "corto”.

Así pues, puedes vender algo que no tienes. Por ejemplo, si te has puesto corto con 1 contrato del barril de petróleo a 80 y cuando llega la fecha vale 70 dólares, te llevarás 10 dólares de beneficio, sino, si vale 90, eso que pierdes. Como sucede esto? Representa que de forma instantánea en la fecha de vencimiento comprarás ese barril a 80 dólares, tal y como te comprometiste, y lo venderás a su precio actual en ese momento. En teoría así es como funciona...

Pero siempre puedes cancelar tu posición y recoger los beneficios o asumir pérdidas en cualquier momento antes de la fecha de vencimiento. Así, si no te apetece forrarte más, debido a posibles remordimientos de consciencia por vaguedad, o, por el contrario, necesitas dejar de perder pasta por creer que tu mujer te abandonará si lo descubre, realmente no hace falta llegar a esa fecha de vencimiento. De esta manera tu vida, y tu matrimonio, ganaran cierta estabilidad.

Estos contratos ( de materias primas, divisas, acciones...), tienen diferentes fechas de vencimiento en el futuro, y a medida que la fecha se acerca, también lo hacen la cotización del subyacente al cual hace referencia y la de su futuro. Ya que ese subyacente, la acción de Apple por ejemplo, está siendo negociada día tras día.

Entonces, como sucede con la acción de Apple, podríamos tener que si a día de hoy, 2 de febrero (por ejemplo), la acción vale 300 dólares y el futuro del contrato de la misma a vencimiento de 20 de Junio cuesta 400 dólares, en teoría la acción debería de subir  de precio hasta que en el mes de Junio llegue a valer esos 400 dólares.

A nick le quedaban más dudas.

-Pero porque los futuros varían constantemente? 

-Pues porque si mañana nos sale Steve Jobs (presidente de Apple) y nos dice que desea irse 5 años de retiro espiritual al Tíbet, es muy posible que el precio del futuro, al igual que el de la acción a la cual hace referencia, no permanezcan estables y varíen.


El Joven Nick, con 16 años recién cumplidos, de pronto le para y le dice...

-Vale Gordon! déjate de películas!, pero porque demonios debo invertir en futuros?, y no en acciones directamente?

A lo que Gordon, sin pestañear, aunque des vocalizando ya un poco por el nivel etílico acumulado, continua...

-El apalancamiento chaval !, el apalancamiento! Y es que la principal ventaja de la inversión en futuros es la existencia de un alto grado de apalancamiento. Con una parte de los ahorros que hiciste como barman de ese bar cutre de playa, puedes comprar un montón más de futuros que lo que podrías de acciones !

-Pero cuantos Gordon ?, dime cuantos futuros puedo comprar!, que no me entero aún! por favor!...

A lo que Gordon responde...

-Alucina!. Realmente el coste de un contrato de futuros es "0" !!...solo pagas las comisiones al bróker (unos 1,5 euros con un buen bróker).
Así, por ejemplo, para adquirir 1000 futuros de Apple no se precisa el pago de ninguna cantidad, a parte de esos miserables 1,5 euros.  Si la cotización evoluciona a tu favor, los beneficios pueden ir en aumento y llegar a ser ilimitados. Únicamente debes depositar unas garantías con las que tu bróker limitará tus posibles pérdidas. Vaya, que te dejan perder hasta un máximo. Una cantidad, que te bloquearán en tu cuenta bancaria: 500 euros por ejemplo.




Quieres ser Trader Nick? En la operativa real si eres Trader comprarás y venderás el mismo día en el mercado desembolsando únicamente una comisión a tu bróker, obteniendo beneficios o perdidas dependiendo de la evolución de la cotización del futuro.

Si piensas que este subirá, a pesar de que Jobs se haya vuelto loco, tomarás una posición larga (compradora) y si crees que bajará, tomarás una posición corta ( vendedora ). Realmente no te importa para nada si el movimiento del futuro es al alza o a la baja, te importa solo el cambio en la cotización, y beneficiarte de la envergadura del mismo, siempre que el movimiento sea a  favor de la posición escogida. 
Las posiciones largas las cerrarás con el mismo número de posiciones cortas, y las cortas con largas. 
Y ya para entrar en detalles, ya que veo que estás muy calladito escuchando, solo decirte que dependiendo del futuro este puede cotizar tanto en números enteros como en decimales, teniendo la fluctuación mínima un valor específico.

A lo que Nick asiente con la cabeza y espera que mentor continúe…

Gordon se saca un papel del bolsillo derecho de la americana, la fotocopia de su última operación y responde…

-Tampoco es física cuántica esto!, mira, cada mínimo cambio de precio, “tick”, tiene un valor específico. En este ejemplo, en el futuro del Eurostoxx 50 europeo, los cambios mínimos son de 1 punto, y cada punto vale 10 euros.

Mi operación:

Futuro del Índice Eurostoxx : DJ Eurostoxx Futuro Continous 
Forma de cotización: En puntos enteros..
Fluctuación mínima: 1 punto = 10 euros 

De manera que compré 2 futuros a 4.100 y los vendí a 4.200, el resultado fue:

(4.200 - 4.100) x 2 futuros x 10 dólares = 2000 euros de beneficio total.

En cambio, si hubiera escogido "vender" 2 futuros a 4100, y hubiera decidido cerrar mi posición "comprando" a 4200, mi resultado hubiera sido: (4.100 - 4.200) x 2 futuros x 10 dólares = -2000 euros de pérdida total.

Bueno Nick, creo que ya es suficiente por hoy. Pero antes de que te vayas debo recomendarte una última cosacosa, algo que debes tener siempre presente, y es que en este mundo “el dinero nunca duerme”.




No hay comentarios:

Publicar un comentario